viernes, 20 de junio de 2014

Tipos de diarios, bitácoras y/o registros

Diario íntimo, tangible

Definición

La palabra diario implica temporalidad, hace referencia a la frecuencia y en este caso en particular, lo que marca el ritmo es el día. Otro aspecto temporal es que los diarios suelen indicar o incluir la fecha del registro.
Por supuesto que llevar un diario puede ser un ejercicio sistemático y frecuente para alguien que realmente registre en él todos los días, sin embargo, como ya lo he indicado antes, en este espacio nos referimos a diario de una manera muy amplia, a ese registro más o menos sistemático que llevamos y que contiene información de interés personal. Por supuesto que esta definición incluye información sobre la cotidianidad, citas, planes, gustos, ideas, intereses, pensamientos, emociones y sentimientos del autor. Las agendas, y bitácoras son un buen ejemplo de ello. 


Tipos de diarios según su formato

Los formatos, bajo la definición previa, son muy variados, los hay escritos en libretas o cuadernos y representan a los diarios más clásicos, pero también los hay escritos en medios digitales como los blog o páginas web. Los hay que sólo representan imágenes y los hay en combinación de imágenes y palabras escritas, tanto en formato digital (blogs y videos), como en el formato "clasico" (cuadernos/libretas y páginas sueltas). 
Básicamente, desde el punto de vista de los formatos podríamos hablar de dos tipos de diarios: tangiblesvirtuales. El primero representado por cuadernos, libretas, agendas, hojas sueltas y otros formatos menos convencionales, y el segundo por blogs, videos y grabaciones.


Blog personal (Yo que pensaba)

Tipos de diarios según su intención

Cuando un autor determina la funcionalidad del registro como lugar para desahogarse, planificar, plasmar ideas, pensamientos y sentimientos personales de su cotidianidad, entonces hablamos del diario íntimo o personal, el que hemos abordado en anteriores entradas. 
Cuando el autor determina que su utilidad es el registro de la vivencia de un viaje, hablamos, claro está del diario o bitácora de viaje.
Si a diferencia, el contenido se concentra en anotaciones o imágenes de ideas y reflexiones del área profesional del autor, pudiésemos hablar de un diario o bitácora profesional, donde se destacan documentos muy específicos como el diario o libreta de artista, sumamente común en artistas plásticos o visuales y el diario de campo, común en investigadores sociales como los antropólogos.
Por otra parte, un lector de un documento puede hacer un registro distinto al esperado conscientemente por el autor, y puede extraer datos e información con una intencionalidad originaria diferente y visualizar dicho escrito como un diario histórico, por ejemplo.
Conocemos la importancia y trascendencia del registro, ¿ya llevas el tuyo?