martes, 14 de febrero de 2012

Diario de viaje 2

Libro de Kells (Trinity College Library)
En mi último viaje tuve la oportunidad de evidenciar (casi palpar) la importancia que tiene el registro de diversas actividades de la cotidianidad del humano, en el asentamiento o reconstrucción de la Historia

Me tropecé con libros tan importantes como el Libro de Kells, manuscrito del s. IX (uno de los más antiguo en su tipo), hecho en pergamino de becerro y está ilustrado y profundamente ornamentado. Versa sobre los cuatro evangelios, en una versión muy particular y se considera pieza fundamental de la visión del cristianismo por los celtas (Trinity College Library Dublin). Este libro no sólo tuvo influencia en la religión, también refleja las muchas de las características del arte celta, e insisto, fue manuscrito.
En la misma biblioteca del Trinity College de Dublin, en la sesión antigua, de manuscritos y libros raros, encontré una interesante colección de libros de primeras ediciones, cartas, diarios, bitácoras de barcos, mapas y cartas navales, todos, documentos que permitieron contar una parte de la Historia. 
Trinity College Library - Dublin
Hubo uno en particular, que llamó mi atención, un cuaderno, una libreta de un viajero llamado Rowland Hunt (1752-1811), de Shopshire, quien fuera astrónomo y geofísico. La referencia de la biblioteca argumentaba que la fuente primaria y más importante de las historias locales de Irlanda, son los diarios de viajeros, porque tocan todos los aspectos de la actividad humana, topográfica, natural, social, económica, política, cultural, musical e incluso militar (Trinity College Library Dublin).

¡Que reflexión tan significativa!, entonces recordé aquello que leí en un libro sobre la alimentación básica de la gente común, del antiguo Egipto (pan, cebollas y cerveza), pero no es la dieta lo que quiero señalar, sino la fuente de donde los estudiosos sacaron esa conclusión: de los registros contables de alimentación de los escribas reales (administradores del reino).
Trinity College Library - Dublin

No fue la única experiencia de esta manera, pero definitivamente, fue una de las más significativas. 
Estar en un centro histórico del saber, que tienen tan consciente la importancia del registro para emprender el camino del autoconocimiento y la construcción de la historia, que resguardan celosa y solemnemente muchos ejemplares raros, me hizo sentir plena
.