viernes, 29 de julio de 2011

Diario de viaje

propósito de las venideras vacaciones del mes de agosto, deseo dedicar esta intervención a los diarios, bitácoras o cuadernos de viaje, de todos, mis favoritos.
MariBel (1996)
Planificar unas vacaciones, puede ser una de las actividades más exigentes del año y que realizamos con más placer. Eso de conocer otros lugares, nuevas personas, enfrentarnos con costumbres distintas y con nuevos aromas y sabores, es fascinante. No siempre todas las experiencias son placenteras, pero para mi TODAS son EXITOSAS. Vivir, es decir hacer consciente las experiencias, me permite aprender, conocer, a otros y sobre todo, a conocerme, a desarrollarme a crecer.
Insumos para la creación del diario
de viaje. MariBel (1995)
Vivir es la fuente natural y más directa del aprendizaje. No porque la actividad sea lúdica, divertida o liberadora de estrés, quiere decir que no genere aprendizaje, experiencia. Nuestro comportamiento durante los viajes, también son dignos de mostrarnos quiénes somos.   
Unas notas rápidas ayudan a refrescar el itinerario para luego profundizar en los aspectos que más nos impactaron, aquellos que por su particularidad nos cuenta una historia que se refleja en nosotros.
Otra manera de contar la experiencia vivida son las fotografías, a través de un álbum, real o virtual y si lo aderezan con comentarios y otros documentos (mapas, instructivos, entradas, publicidad, boletos de viaje, entre otros) o "papelitos" que fueron recolectando en el viaje y que son testimonio de que Usted estuvo allí, mucho mejor.
Por supuesto, que están los artistas, los que siente mucha necesidad de crear y no pierden la oportunidad de dibujar y pintar, así se encuentren trabajando. Suelen regresar con una gran cantidad de experiencias, además de unos cuadernos llenos de imágenes espectaculares.
Ian Wrigth en Tahiti
Los cuadernos y diarios de viaje son muy populares, tanto que la firma comer-cial Moleskine, creó su propia versión, pueden ingresar en el link de la marca y revisarlo. Anímate en estas vacaciones y comien-za uno, no te arrepentirás, y recuerda comienza un proyecto que corresponda al tamaño de tu compromiso, si estás comenzando y no tienes el hábito, uno pequeño será más que suficiente.
¡Felices vacaciones!!